Dani Trainer

MITO COLESTEROL (II): PROBLEMAS COLESTEROL BAJO E INDICADORES FIABLES

negocio_colesterol

“Somos alimentados por la industria alimentaria, que no presta atención a nuestra salud, y tratados por la industria farmacéutica, que no presta atención a nuestra comida” Wendell berry.

Atención: este artículo de ningún modo constituye consejo médico a nivel personal. Es simple información. Una vez aclarado esto, empecemos.

Vamos con la segunda parte del mito del colesterol, tras la primera parte en la cual vimos el origen de la (injusta) mala fama del colesterol, intereses económicos detrás del mito y aspectos relevantes de las famosas estatinas.

Hoy veremos por qué no es buena idea tener el colesterol bajo, el error de tratar como malo al colesterol LDL e indicadores de riesgo cardíaco más fiables que el colesterol.

¿NOS INTERESA TENER COLESTEROL EXCESIVAMENTE BAJO?

Tras todo el análisis del anterior artículo, como mínimo a estas alturas nos tenemos que plantear si el colesterol es perjudicial en sí o hay bastantes intereses detrás de que lo parezca.

Sabemos que nuestro cerebro e hígado producen colesterol, lo cual ya nos dice que quizá sea incluso absurdo querer eliminar el colesterol de nuestro organismo, ya que éste lo produce de forma natural. Pero hay más.

El colesterol funciona de tal forma que, sí consumimos más a través de la dieta, nuestro cuerpo produce menos. Si por el contrario tiene menor presencia en nuestra alimentación, nuestro cuerpo producirá más. Siempre va a haber un equilibrio.

Con la evidencia científica en la mano, lo que nos debe preocupar mucho antes que tener el colesterol “elevado”, es tenerlo excesivamente bajo. Sí, has leído bien:

-Niveles bajos de colesterol están asociados con mayor mortalidad y niveles mayores de depresión. (estudio, estudio)

-Colesterol bajo aumenta el riesgo de demencia (estudio) y de alzheimer (estudio)

-La mitad de los infartos se dan en personas con colesterol normal e incluso bajo (estudio)

-El colesterol total por debajo de 170 mg/dl incrementa el riesgo de hemorragias cerebrales (Dr. Russell Blaylock, autor del libro Dangers of Statin Drugs & How They Are Damaging the Brain)

-Tenemos estudios a patadas que asocian mayor mortalidad con menores niveles de colesterol,  como éste

En la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, Petursson 2012 publicó un seguimiento a 57087 noruegos de entre 20 y 74 años de edad durante 10 años. Encontró que el colesterol bajo aumenta la mortalidad y que de ningún modo existe una asociación lineal entre los niveles plasmáticos de colesterol y las enfermedades cardiovasculares.

Pero es que vamos más allá, porque en mujeres no sólo no es perjudicial, sino que el colesterol moderadamente alto es cardioprotector y además se asocia con una disminución de la mortalidad por cualquier causa. Así lo refleja este estudio que recopiló datos durante 10 años.

NO SÓLO NO ES PERJUDICIAL, ES QUE ES NECESARIO

Vale, vale. Llevo artículo y medio aburriéndoos sobre el mito y tal. Pero, si no es perjudicial, ¿cuál es su función en nuestro cuerpo? Veamos:

-A nivel de sistema inmunitario, el colesterol (y concretamente las partículas LDL, las cuales después veremos que es un error llamar “colesterol malo”) atacan a bacterias y virus que dañan el organismo.

-Nuestro cuerpo posee aproximadamente 50 trillones de células (célula arriba, célula abajo) las cuales cumplen múltiples funciones en el organismo. Pues bien, prácticamente la totalidad de la membrana celular está hecha de colesterol.

-El colesterol es fundamental en la formación de las hormonas esteroideas, las cuales regulan el metabolismo, procesos inflamatorios, estrés, sistema inmune, regulan el equilibrio líquido-minerales y forman las características sexuales de cada individuo.

-A nivel digestivo también cumple una función clave como es la creación de los ácidos biliares, esenciales para realizar la digestión.

-Se ha encontrado relación entre niveles bajos de colesterol y riesgo de cáncer (estudio)

-Pero su papel más importante es sin duda el que tiene en el cerebro. El sistema nervioso y el cerebro necesitan colesterol para funcionar de forma adecuada. Ya hemos visto que el colesterol bajo está relacionado con múltiples patologías mentales. Nuestras neuronas se alimentan de colesterol. Nuestro cerebro produce hasta el 25% del colesterol total de nuestro organismo.

-Diversos estudios sugieren que niveles bajos de colesterol favorecen conductas agresivas e incluso suicidas (estudio)

colesterol_cerebro

Como dice la imagen, el cerebro produce su propio colesterol. ¿Por qué tanto conflicto con algo tan natural en nuestro cuerpo?

COLESTEROL LDL, ¿COLESTEROL MALO?

Siempre se ha diferenciado entre colesterol bueno (HDL, lipoproteínas de alta densidad) y colesterol malo (LDL, lipoproteínas de baja densidad). En cuanto al HDL no hay debate, cuanto más, mejor, ideal tenerlo siempre al menos por encima de 45.

Pero el gran debate está en torno al colesterol LDL, el malo de la película. ¿Por qué el LDL siempre se le ha conocido como el malo?

El LDL siempre ha sido el acusado de provocar placas de colesterol, ya que es el que realiza el “viaje de ida” desde el hígado. El HDL sin embargo siempre ha sido el bueno por que trae de vuelta al hígado el colesterol sobrante. Esto, siendo cierto, es parte de un proceso bastante complejo.

El pobre colesterol no se puede mover por sí solo, así que las partículas LDL y HDL se ponen de acuerdo para llevarlo a través del organismo y que cumpla sus funciones. Éstas dos patículas no solo llevan de paseo al colesterol, durante el viaje llevan algunos compuestos básicos como coenzima Q10 o las vitaminas A y E.

El “viaje de ida” que realiza el LDL es fundamental ya que lleva colesterol hacia las células, lo cual es indispensable para su funcionamiento. Pero además, el LDL transporta el colesterol a través del cuerpo para que éste realice todas las vitales funciones que hemos visto anteriormente: ácidos biliares para la digestión, formación de hormonas, etcétera.

viaje_colesterol

El colesterol, de paseo por nuestro cuerpo.

Imagen de https://salud-1.com/alimentacion/donde-viene-colesterol-la-sangre/

Además, quizá el colesterol LDL “malo” no sea tan buen predictor de enfermedad cardíaca como siempre se ha creído (o como siempre nos han hecho pensar). Algunos datos importantes sobre esto:

-Un estudio que examinó el nivel de colesterol de 136.905 pacientes hospitalizados por un evento cardiovascular entre 2000 y 2006 encontró que casi 75% de ellos tenían el LDL en el rango “normal”, y cerca de la mitad lo tenían “óptimo” bajo 100 mg/dl. (estudio)

Esta publicación en Journal of the American College of Cardiology halló que entre los factores de riesgo, el colesterol LDL no es predictor de la aterosclerosis coronaria.

Lo que como veremos después si es importante es el tamaño de las partículas LDL, ya que esto en palabras del Dr Ronald Krauss “es un método más significativo y a menudo más certero de evaluar el riesgo.”

El problema es que los análisis convencionales reflejan simplemente la cantidad de LDL, no el tamaño de sus partículas. Puedes tener unos niveles fuera de rango de LDL, pero tener mayoritariamente partículas de un tamaño mayor, las cuales no suponen un problema. También puedes tener niveles “normales” de LDL pero mayor proporción de partículas LDL pequeñas, las cuales son problemáticas a nivel cardíaco.

INDICADORES MÁS FIABLES QUE EL COLESTEROL

Creo que ha quedado claro que el colesterol total no es un indicador fiable de problemas cardiovasculares, ya que como hemos visto en estudios anteriores, personas con problemas cardíacos e incluso que ya han sufrido infartos presentan niveles similares de colesterol total que personas sanas.

Entonces, ¿qué indicadores sí pueden ser fiables? Personalmente me ha gustado mucho la información del blog de Bonnie Leclerc, (artículo completo) con la cual coincido. Indicadores más fiables que el colesterol para medir el riesgo cardiovascular son:

  • Colesterol total: esencialmente irrelevante para el riesgo cardiovascular, pero un buen rango sería entre 180 y 220 mg/dl para hombres, y entre 200 y 250 mg/dl para mujeres.
  • LDL colesterol: bajo 130 mg/dl, pero niveles más altos no son necesariamente relevantes en cuanto a tu riesgo cardiovascular
  • HDL colesterol: más de 50 mg/dl está bien pero más de 70 está mejor
  • VLDL colesterol (lipoproteínas de muy baja densidad): entre 10 y 14 mg/dl
  • Triglicéridos: 100 mg/dl o menos, pero mejor debajo de 70 mg/dl
    • El ratio triglicéridos/HDL colesterol debería ser 1 o menos, es decir que los triglicéridos no superen el HDL.

Y si te haces un panel avanzado:

  • LDL partículas: bajo 1000 nmol/l
  • Pequeñas partículas LDL: 20% o menos de tu LDL partículas y óptimo si menos de 200 nmol/l

Otros exámenes útiles:

  • Proteínas c-reactivas (indicador de inflamación): inferior a 3 mg/dl, ideal inferior a 1 mg/dl. Muy importante
  • Glucemia en ayunas: 92 mg/dl o menos
  • Tolerancia oral a la glucosa (indicador de síndrome metabólico): bajo 150 mg/dl en 1 hora

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que os haya gustado y os haya sido útil, si es así, te agradecería que lo compartieras!

Cualquier duda que tengas, te leo en los comentarios ↓

Haz clic para valorar este contenido!
[Total: 2 Average: 5]

Comparte este artículo en redes!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

2 comentarios en “MITO COLESTEROL (II): PROBLEMAS COLESTEROL BAJO E INDICADORES FIABLES”

  1. Hola, tengo una duda. Dices que tener el colesterol demasiado bajo es malo, pero en ese caso ¿qué nos podría aportar ese colesterol que nos falta?
    Un saludo!

Deja un comentario

Suscríbete gratis al blog dejando tu correo y recibe: